Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Jesús Gómara, pregonero de la Navidad: “Para un belenista es como tirar el cohete en San Fermín”

Jesús Gómara, pregonero de la Navidad: “Para un belenista es como tirar el cohete en San Fermín”
Jesús Mª Gómara, pregonero de la Navidad pamplonesa.
Jesús Mª Gómara, pregonero de la Navidad pamplonesa.

Jesús María Gómara Arraiza (Pamplona, 29-1-49), presidente de la Asociación de Belenistas de Pamplona, pronunciará el pregón anunciador de la Navidad este viernes 20 de diciembre en la Plaza Consistorial tras recibir la invitación del alcalde Enrique Maya. Con tres décadas dedicadas al servicio de la Asociación y tres años al frente de la misma, este belenista formado desde niño en el arte y tradición de montar belenes acoge con “mucho respeto” el hecho de dar inicio a la Navidad pamplonesa.

¿Cuánto tiempo lleva en la Asociación de Belenistas de Pamplona?

Llevaré en la Asociación unos 30 años seguramente.

¿Y como presidente de la misma?

De presidente va a hacer ahora el tercer año. Anteriormente he estado en la Junta anterior, hace tres años hicieron elecciones y presenté la candidatura con un grupo de belenistas que son los que de alguna manera somos los responsables de la Asociación, que tiene 600 socios en estos momentos.

¿De dónde le viene la afición por los belenes?

Desde chaval, desde crío. Mi padre era muy aficionado al belenismo, y mi abuelo, y toda la familia hemos sido muy aficionados al Belén. Recuerdo desde crío haber puesto belenes, primero ayudando a mi padre y posteriormente ya haciendo mis pinitos y desde entonces no he dejado ni un año de poner belenes.

¿Cuántos belenes habrá podido montar en su vida?

No tengo ni idea, pero por lo menos uno al año seguro y estoy hablando que desde los 10 años soy consciente de que he estado montando belenes, por lo menos 50 belenes he montado. Sí que he ayudado a otros en muchos montajes, pero como consecuencia de ser un belenista que está en la Asociación y que como todos trabajamos en cantidad de cosas y de belenes.

Usted que habrá visto cientos o miles de belenes…

Bueno, vamos a decir que cientos de belenes, sí que he visto.

…¿Cuál es el más bonito o el que más le llamó la atención?

A mí la verdad es que cada uno vemos el Belén un poco desde nuestra perspectiva y desde los ojos que nosotros vemos la naturaleza, y aun sabiendo que hay belenes que no son comparables por su calidad… Este año hemos puesto uno en la catedral que tiene su encanto, pero para mí los paisajes que llevamos en el corazón, que son los paisajes nuestros y las casas nuestras, que son de alguna manera las que nos gustan y las que queremos… Incluso algunos paisajes que han sido de fuera de nuestra región y que hemos podido hacer… Yo recuerdo un Belén que hice hace unos años, que ayudé a hacerlo, de un desierto me encantó. Han sido ya dos o tres veces que hemos hecho un desierto y me ha impactado. Ese desierto estuvo colocado en la Asociación, lo hicieron dos grandes artistas, dos mujeres, y me tocó ayudarles y luego ha estado en dos o tres sitios más, en las cercanías de Pamplona.

¿Qué figuras, además de las tres imprescindibles, debe tener un Belén?

Siempre el Belén tiene tres figuras que son imprescindibles, San José, la Virgen y el Niño. A partir de ahí podemos poner más figuras, pero siempre tiene más sentido que haya alguien adorando, y primero son los pastores.

¿Qué no debe faltar nunca en el Belén?

Yo creo que un pastor. Creo que el Belén tiene un significado de… vamos a decir de humildad y de cierta pobreza, y sobre todo de esperanza. Entonces yo creo que es el pastor, de alguna manera, el que espera algo más de su vida pastoril. Cuando está adorando al Niño, o al ver la triple imagen de San José, la Virgen y el Niño creo que está buscando esa esperanza, esa felicidad o esa ilusión que le da el momento.

Y personalmente, ¿Cuál es su figura preferida, la que más le gusta?

Yo tengo verdadera admiración por San José. Lógicamente, en el Niño tengo mi devoción y mi sentido de lo que es el Belenismo, pero San José siempre me ha producido un atractivo especial, sí.

¿Qué opinión tiene al respecto de la figura típica en los nacimientos o pesebres de Cataluña, el ‘caganer’?

No la reconozco yo, no puedo opinar porque no entiendo el sentido, y como no entiendo el sentido, pues no puedo opinar. Sé que en Cataluña se pone y parece que es imprescindible esta figura en el Belén, pero no entiendo cuál es la representación y por tanto no puedo dar una opinión. No, yo no la pongo, no.

¿Cómo debe ser un Belén?

Yo diría que el Belén no tiene que ser ni el más grande, ni el más bonito, ni el mejor, ni el que más agua tenga, ni el que más figuras tenga… El Belén tiene que ser cada año el que le sale a uno del corazón, y muchas veces creo que es mejor que un Belén esté colocado con tres figuras, pero con cariño, que decir que he puesto el Belén más grande y por toda la casa, lleno de figuras una encima de otra… eso no me dice nada. Si tiene muchas figuras y están bien colocadas, lógicamente será un Belén más atractivo para aquel que lo esté viendo. Pero yo creo que el Belén tiene otro sentido más de presencia en tu casa, como bien dice el Papa Francisco en estos momentos… Pon el Belén en casa no sólo para ponerlo, sino para algo más.

DSCF4800
Belén que la Asociación de Belenistas de Pamplona entregó al alcalde Enrique Maya.

¿Qué supone para usted ser el pregonero de la Navidad en Pamplona?

Cuando el señor alcalde me lo comunicó, me puse muy nervioso y noté que mis pulsaciones cambiaron en un segundo, y bueno… para un belenista es como tirar el cohete en San Fermín, es como el pistoletazo de la Navidad, es el empezar, es la esperanza, la ilusión, la Navidad, las amistades, todo eso.

¿Cómo va a ser el pregón?

Lo tengo escrito pero estoy dándole la forma.

¿Qué se va a decir en él?

Al final, estoy felicitando las fiestas y las Navidades. Es lo más importante, porque lo demás… Decir que tenemos 60 años los belenistas es importante, decir que somos un grupo de 600 personas es importante, cómo nos vamos regenerando cada año, cómo estamos haciendo nuevas técnicas, pues eso es importante… Cómo nació el belenismo, cómo Francisco de Asís en 1223 creó el primer Belén y a partir de ahí ha venido toda esta tradición… Es lo que presento en el Pregón. Al final, me ha recordado que son muchas las personas que están presentes, no ya en la plaza, sino en Pamplona y entonces a todas ellas quiero felicitar las Navidades.

La Asociación de Belenistas de Pamplona ha cumplido 60 años. ¿Goza de buena salud?

Yo diría que está en muy buena salud. Diría que progresa adecuadamente y que con todas las incidencias económicas que podamos tener en estos momentos en la sociedad, sin embargo vamos a decir, de una manera muy prudente, que vamos haciendo nuestros gastos y equilibrando los gastos con los ingresos, con lo cual no tengo ninguna problemática ni trastorno económico, si bien cada año tenemos que empezar sabiendo que tenemos que perseguir esa economía que nos permita seguir estando presentes en Pamplona… Creo que este año han sido más de 60 belenes los que hemos montado en Pamplona y eso es importante para nosotros.

¿Es suficiente para sus actividades la actual sede del barrio de San Jorge?

Este año estamos cambiando los baños de la Asociación porque tenemos unos locales que compramos al Arzobispado, una antigua iglesia en San Jorge, donde estamos muy contentos pero las condiciones de los baños estaban un poco anticuadas y vamos a ponerlos un poco acorde con las necesidades. Tenemos 600 metros y ya necesitamos más. Cuando podamos, haremos una pequeña ampliación del local pero ya estamos gestionando adquirir… De hecho tenemos también otros locales en Guelbenzu donde tenemos almacenados belenes pequeños, pero necesitaríamos tener unos 400 metros más, pero bueno, ya veremos.

Por último, ¿Qué es lo esencial de la Navidad para usted?

La Navidad es una de las noticias buenas e importantes que ha tenido el mundo. Nació un niño en el que hemos creído y además luego muere con una Resurrección que es también lo importante, pero ahí me estoy metiendo ya más en un campo más de mis creencias, más que de lo que hoy un belenista pueda estar diciendo. Esas creencias las llevo conmigo y eso es un tema personal, pero creer que con el Niño nace esa esperanza, para mí es lo más importante. Desde el punto de vista más de andar por casa, las Navidades y el Belén para nosotros los belenistas es una manera de tenernos ocupados, de tener una ilusión permanente todo el año. Nosotros empezamos los belenes en febrero y acabamos en febrero, con lo cual no hay descanso, formamos a mucha gente, más de 100 personas al año en el primer nivel y 40 en segundo nivel. Debemos tener esa ilusión y sobre todo una mujer, o un marido, que nos aporte y que nos aguante las horas que tenemos que dedicar al tema.

¿Qué pide en estas fechas y a quién se lo pide?

Yo pediría fundamentalmente al de más arriba que este mundo de crisis vaya cambiando poco a poco, sabemos que es una cosa que la tenemos que cambiar los hombres y que esa idea sea de paz para todo el mundo, que los enfrentamientos no sean por ser de A o de B, que haya un acuerdo, y si hay que discutir las cosas sea encima de una mesa. Que de alguna manera hubiese mucho más coloquio, mucha menos tensión y un poquito de amistad, incluso con los otros paisanos que a lo mejor no tienen las mismas ideas.

¿Se ha puesto ya en la situación de pregonero ante el público de la Plaza Consistorial?

Me da miedo. Me gustaría, por supuesto pero me da mucho respeto, no me he presentado nunca ante tanto público y eso me da, miedo no, mucho respeto.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies