Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

OPINIÓN: Frustración con la Justicia

OPINIÓN: Frustración con la Justicia

Javier

Hoy tal vez ya no estoy tan enfadado, u ofendido, hoy quiero mirar exclusivamente al futuro y plantear algo que me parece más coherente que el puro enfado.

Es cierto que todos tenemos derecho al enfado y a la frustración por el mero hecho de cómo la vida trata a los asesinados, no deja de ser menos cierto que hay que reponer a los vejados por el asesinato, del maltrato con que se les ha tratado por parte de toda la sociedad, incluidos nosotros que les defendemos, pero que no somos capaces de hacerlo con propiedad y honradez. Somos unos cobardes, que nos amparamos en las leyes para defender nuestra iniquidad y cobardía.

Yo como el mayor de los cobardes propongo que de una vez por todas nos pongamos manos a la obra. Que el problema son las leyes, pues las cambiemos, no nos amparemos en tonterías que lo único que nos lleva es a la división, si un asesino tiene que estar en la cárcel, pues que lo esté. Seamos valientes y si hay que cambiar la ley, la cambiemos.

No quiero que nadie piense que puedo entender el sacar rédito de mis palabras por una ideología política. No tengo hijos, pero si los tuviera y a una hija mía la violaran junto con otras más, me gustaría que la ley fuera lo suficiente fuerte como para saber que quien lo ha hecho pague por sus actos y no esté en la calle para que pueda volver a realizar una animalada semejante. No pido la ley de Talión, solo pido justicia.

Hoy pido a todas las fuerzas sociales, que se olviden de diferencias políticas, pido a todas las conciencias que olviden sus planteamientos personales y entiendan que hay un bien común que nos une más de lo que nos diferencia, esto no es otra cosa que la convivencia de todos y cada uno de nosotros, pensemos como pensemos y veamos la vida como la vemos.

Mi pregunta es ¿podemos cambiar las leyes para que todos podamos convivir? No culpemos a los jueces, a los abogados, a la policía o a quien nos parezca en nuestro momento de dolor. Culpémonos a nosotros mismos que no somos capaces de cambiar las leyes y siempre nos estamos quejando sin poner de nuestra parte lo más básico, que es la voluntad de cambiar las cosas.

Lo hecho, hecho está. Unámonos y cambiemos las leyes mal hechas, olvidémonos de ideologías políticas y actuemos en bien de la sociedad, creo que el ciudadano lo apreciará y seguramente la mayoría dormiremos más felices.

Javier Echarri

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies