Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

ENTREVISTA.- Eduardo Creagh: «El 80% de los navarros desconoce la prestación que recibirían sus familias en caso de muerte o invalidez»

ENTREVISTA.- Eduardo Creagh: «El 80% de los navarros desconoce la prestación que recibirían sus familias en caso de muerte o invalidez»

«El principal problema de los españoles es la falta de cultura financiera»

«Las barreras a la hora de contratar un seguro de vida son muy peculiares en Navarra»

Eduardo Creagh , director técnico de Análisis e Investigación. Ayer presentó en Pamplona las conclusiones del Libro Blanco sobre “La protección familiar en España y el seguro de vida”. El Estudio ha sido realizado por el instituto de estudios sociológicos Análisis e Investigación y la Universidad Rey Juan Carlos, con la colaboración de Banco Santander, y ofrece una radiografía fiel de la actitud de los españoles en general sobre la protección familiar y el seguro de vida.

1-      ¿Por qué España está a la cola de Europa en el ranking de contratación de seguros de vida?

El principal motivo es la falta de cultura financiera de los españoles, que empata prácticamente con la enorme fe que tenemos los españoles en el sistema de protección social del Estado. Y no se dan cuenta de que si ocurre un drama como, por ejemplo, fallezca la persona que aporta los principales ingresos al hogar, a pesar de la pensión de viudedad y de orfandad que concede el Estado, se deja de percibir, de media el 33% de los ingresos.

Y, claro, un 33% es un palo importante. Pero para entender la utilidad de esto hay que ponerse en la situación del drama familiar, que se da cuando una familia tiene cargas de hijos menores, hipotecas, préstamos, etc.

2-      O sea, que una de las principales barreras a la hora de contratar los seguros de vida, es la excesiva confianza que tenemos los españoles en el Estado. ¿Puede influir también la desconfianza que existe hacia los seguros en general?

Hay desconfianza hacia las entidades financieras en general y también hacia los seguros, desconfianza que viene desde hace mucho tiempo. Esto ocurre por la falta de cultura financiera que he mencionado antes y por los escándalos financieros recientes            que hemos tenido en este país. A raíz de eso, las personas han empezado a ver las entidades financieras y los seguros como iguales y esto no nos lo “vamos a poder quitar de encima” fácilmente.

Hay una imagen mala de los seguros en general y de los seguros de vida en particular porque los principales seguros que tiene todo el mundo son obligatorios (los de coche y los del hogar) y no nos gusta que nos obliguen a nada, además, esos seguros obligatorios, son seguros donde se crean bastantes incidencias a lo largo de la vida (golpes con el coche, inundaciones, etc). Estas incidencias, muchas veces se tienen que llevar por el ámbito extrajudicial y esto lo trasladan a todos los seguros, incluidos los seguros de vida, que son de los que menos saben y de los que menos incidencias tienen.

3-      ¿Qué soluciones propone para mejorar esta imagen?

Mejorar la imagen de los seguros, concretamente de los seguros de vida-riesgo, que son los verdaderamente útiles para las situaciones dramáticas que he comentado, pasa por fomentar una mayor cultura financiera, que aquellos que comercializan los seguros lo hagan a través de personal especializado capaz de asesorar un seguro específico y adecuado a cada posible cliente y luego, por otra parte, que los comerciales aprovechen su labor para culturizar. Ha habido un desposicionamiento de la imagen del seguro de vida, debido a que las entidades financieras han vinculado, a veces de manera irrazonable, las hipotecas y los préstamos a los seguros. Esto ahora ya es ilegal desde hace años, pero lo que pasó ahí queda, y ha confundido a mucha gente.

4-      En el estudio dice que una de las soluciones sería encontrar un nuevo nombre para los seguros de vida-riesgo, ¿cuál sería ese nombre?

En muchas de las mesas redondas que hicimos, detectamos que existía una gran confusión con esta denominación, ya que existen muchos seguros de vida (vida-accidente, vida ahorro, etc.), entonces, influidos por el nombre del estudio, propusieron llamarles seguros de protección familiar, para que todo el mundo sepa distinguir qué cubre cada uno.

5-      ¿Por qué somos reacios a contratar seguros de vida e invalidez?

Somos reacios, lo primero, por falta de cultura financiera. En segundo lugar, porque desconocemos el drama que se nos crea si fallece la fuente principal de ingresos. Y eso se constata en que el 80% de los españoles desconoce cuánto le quedaría a su familia en caso de invalidez del que trae dinero a casa. Esto es porque tenemos una enorme confianza en “papa Estado”, mucho mayor que la de otros países. Esta confianza se acentúa en comunidades como Asturias, debido a los convenios de los mineros y pescadores, que son bastante generosos.

6-      Según su estudio, en la mayoría de los encuestados decía que la principal barrera para contratar un seguro de vida era el no poder permitírselo. En Navarra, ¿sería esta la principal barrera?

Mientras que el 36,4% de los españoles afirman no poder permitírselo, en Navarra esta cifra es solo del 20,7%. La principal causa de no contratación de seguros de vida en esta comunidad es que el 31% de los navarros no le encuentran utilidad o no lo necesita. A nivel nacional se reduce al 22,9%.

Navarra es una comunidad muy peculiar, ya que la inmensa mayoría tienen como principal barrera para contratar un seguro de vida su situación económica y aquí está por encima el no encontrarle utilidad. Esta peculiaridad dese debe a que la renta per cápita de los navarros es mayor a la de la media y también influye que la población es más joven.

7-      ¿Cuáles serían las soluciones para fomentar la contratación de los seguros de vida y solventar esas dificultad a la hora de pagarlo?

Las compañías de seguros deben sacar productos más asequibles. Esto se puede hacer porque los expertos dicen que hay posibilidades de gestionar mejor los canales y sacar productos que se adecúen a las economías más modestas.

Por otra parte, hay que dar a conocer con ejemplos, lo que realmente cuesta un seguro de vida. Porque cuando hemos preguntado a los encuestados cuánto cree que cuesta, la gran mayoría no sabía, pero creían que era muy caro. Es más, algunos confundían la cuota anual con la mensual, es decir, los seguros de vida suelen costar aproximadamente 450€ al año, y existe la confusión bastante generalizada de que cuesta 450€ al mes.

Entonces hay que concienciar desde las entidades financieras y desde los seguros las consecuencias que puede acarrear un drama familiar que se puede suscitar.

Otras noticias publicadas

1 Comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies